Las fracturas por sobrecarga


ESTAS FRACTURAS, MUCHAS VECES OCULTAS, SON UN AUTÉNTICO LASTRE PARA EL DEPORTISTA

Son frecuentes?

Sí lo son.

Especialmente en atletas o deportistas con estímulos repetitivos en tren inferior que es donde son prevalentes. Concreta mente en la tibia y en los metatarsianos su prevalencia es mayor pero pueden darse con menos frecuencia en cuello del fémur, astrágalo, Escafoides del tarso, etc.

Qué son?

Son acumulaciones de pequeñas fracturas incompletas que terminan rompiendo el equilibrio de reparación en favor de una lesión más amplia. En este proceso además del estímulo comentado juegan un papel importante la pisada del deportista, las superficies donde se realiza el ejercicio deportivo, la edad, el estado de nutrición, la situación hormonal y según algunos estudios hasta una cierta predisposición genética.

Cómo sé que tengo una fractura por sobrecarga?

Es un dolor insidioso que se exacerba en la carga y cede discretamente con el reposo y desaparece en la descarga.

CUIDADO PORQUE ANTE LA FALTA DE ESTIMULO MECÁNICO REPETITIVO ESTE TIPO DE DOLORES PUEDEN DEBERSE A FRACTURAS POR INSUFICIENCIA OSEA…OTRO TEMA.

La palpación axial y a punta de dedo de la zona afectada son siempre positivos.

Las rx pueden ser negativas, pero las imágenes son específicas en las RMN y la gammagrafía ósea.

La ecografía puede ser útil pero no es la prueba más sensible.

Pueden clasificarse en función del riesgo que tienen y aquí dejamos constancia sólo de aquellas que tienen un alto riesgo. Son las de cuello del fémur, tanto superoexterna como inferointerna, la rótula, la diáfisis anterior de la tibia, el maleolo interno, el astrágalo, el escafoides del tarso, el 4º y 5º MTF.

Cómo tratarlas?

El primer paso importante es reconocer que los tiempos biológicos deben ser respetados. Esta es una lesión por desequilibrio en favor de la fractura, por tanto la recuperación supone descarga absoluta. Es el primer paso aumentar la capacidad biológica de cicatrización. IMPORTANTE. Es pura biología, nada de estimulos precoces, aquí no sirven.

Si existen elementos concomitantes a la lesión, como por ejemplo en la mujer deportista, amenorrea, osteoporosis, habrá que tratarlos igualmente.

Valorar los elementos biomecánicos que pueden dar origen al problema (estudio dinámico de la pisada, desalineación, acortamiento de miembros, etc)

Están dando un excelente resultado los estímulos eléctricos de bajo voltaje y el calor profundo y dirigido con ciclos pulsados.

En cualquier caso una vez lograda la desaparición de la imagen reveladora en los controles, la carga paulatina con protección de descarga en la zona permite al deportista un regreso pautado a su ejercicio deportivo.

Disfruta del deporte!!

Fuente: https://invametd.wordpress.com/2017/08/15/las-fracturas-por-sobrecarga/